PANZALEOS – COSANGA PILLARO

            UNIVERDSIDAD TÉCNICA DE COTOPAXI

 

 

 

 

UNIDAD ACADÉMICA DE CIENCIAS DE LA INGENIERÍA Y APLICADAS

 

TEMA: INFORME SOBRE LA CULTURA PANZALEO O COSANGA PILLARO

MATERIA: DIBUJO ARTISTICO

ING: LUCIA NARANJO

CURSO: TERCERO DISEÑO GRAFICO COMPUTARIZADO

NOMBRE: EDUARDO MORALES

 

 

 

 

 

SEPTIEMBRE 2012 –FEBRERO 2013

LATACUNGA – ECUADOR

 

 

Objetivo general

  • Conocer la cultura y su desenvolvimiento a través de la historia, sus costumbres sus medios de producción, y sus raíces que dejaron para nuestros postreros descendientes.

 

 MARCO TEORICO

A pesar de las criticas que se pueden dar, por las confusiones , que se transmiten en términos arqueológicos, de la cultura Panzaleo.  Referirnos a este tema que fue  dado como verdades absolutas se puede acertar en que lo propuesto, por Jijon y Caamaño, que definía el aspecto geográfico  según su tesis, por lo que la cultura Panzaleo ocupaba provincias de Tungurahua, Cotopaxi y centro sur de Pichincha.

Una problemática no apenas Geográfica , si no  al hacer un acercamiento arqueológico  en el valle de Machachi, donde se confirmo  la presencia mayoritaria de una cerámica gruesa, una clara evidencia para poder romper verdades  absolutas, que caracterizaron a un grupo  étnico denominado Panzaleos, en esencia la cerámica de  gruesa local , a la cual debemos denominar cerámica Panzaleo, mientras la cerámica importada  es la cerámica fina “O Cascara de huevo ” a la que debemos llamar cerámica Cosanga . El material cerámico recuperado pertenece, en su mayoria, a la etapa tardía (1140-1500 d.C.) del periodo de Integración, y esta relacionado con aquel encontrado en el altiplano de Quito.

Jijon y Caamaño denomino Panzaleo a la cerámica que recupero en la excavación de un yacimiento en el sudoestes de la provincia de Pichincha y que el padre I. Porras prefiere denominar Cosanga -Pillaro, (Cosanga en el oriente y pillarlo, en Tungurahua) por considerar que el origen de dicha tradición se localiza en la zona oriental del Ecuador, en el valle se encuentra a una altura media de 1908 m.s.n.m. con una temperatura media anual de 20ªC  y una precipitación media anual de 360 m.m. ( Arellano López, 1989a: 191). La producción cerámica denomino Panzaleo esta tan extendida, en este periodo, que la encontramos desde Carchi hasta Tungurahua, Ya se indico como se identifican sus componentes gracias a los análisis  mineralógicos de los desgrasantes, determinando su fabricación con arcillas provenientes de la cordillera oriental, de la zona de Baeza.

Existe una diferencia en la utilización de esta cerámica entre sierra, donde aparece como ajuar funerario en las tumbas y el oriente, donde mas bien se trata de cerámica domestica de utilización común ( Porras, 1989:211). Supone este autor que se trataba de una clase privilegiada, de comerciantes de productos orientales.

Comenta Cieza ( 1984-191) que los panzaleos tenían lengua diferente de sus vecinos del norte. Vestían con tejidos de lana que el caso de los caciques era de variados colores y muy elaboradas.

Tenían guerra con los pueblos del valle de los Chillos (oyumbicho  y Amaguaña) por conflictos sobre sus tierras (Caillavet, 1988:532), seguramente derivados del aprovechamiento multiétnico que se realizarían en alguna zona próxima.

Los Yacimientos, a falta de excavaciones sistemáticas  en la zona los principales asentamientos son desvelados por lis cronistas e historiadores. Las cabeceras de los cacicazgos de la región panzalea son Mulahaló, Latacunga y Pillaro. El centro de gobierno de los panzaleos se encontraba en       Mulahalo, donde residía el Hacho o  cacique principal de la confederación panzalea

Chimbo fue otro de los cacicazgos panzaleos, ubicado en el primitivo asiento de Tumbihuan, Chimborazo, conocido por la calidad de sus arcillas. Algunos otros sitios con evidencias arqueológicas son, según Haro Alvear (1954: 106) Chapacoto ( La Magadalena) Tumbuco (San Miguel de Bolívar), Biloban, Anzacoto (Asunción), Guamarica (San Lorenzo) y un largo numero de poblados.

Mulahaló: Dice Cieza (1984:193) “Delante de Panzaleo tres leguas están los aposentos y el pueblo de Mulhalo  y Zarate (1947: 193). Describe como las mujeres de Liribamba , peleaban muy hábilmente con hondas lo que hace pensar que tal vez manejaran dicha arma, que pudieron haber usado para cazar aves o al menos mantenerlas alejadas de  los campos de cultivo.

Latacunga, Aposento que se encuentra a continuación del de Mulahaló, tan importante como el de Quito, en época incaica. Al parecer debían existir unos templos principales, tanto en Quito como en Latacunga según se desprende del comentario del comentario de Cieza, que menciona como “en algunas paredes de estos aposentos se ve bien claro donde estaban encojadas las ovejas de oro y otras grandezas que esculpían en las paredes ”. En época incaica existía templo al sol, palacios  y Aacllahuasi.

Las viviendas son de piedra con cubiertas de paja y su tamaño depende de la posición de su propietario, Las armas de guerra son lanza de palma, hondas y propulsores y dardos. Practican también una serie de rituales en los que era imprescindible beber chicha, bailando en corro y al son de los tambores. En las sepulturas entierran, además de las joyas y acompañantes, gran cantidad de mantenimientos.

La fauna como no existen investigaciones zooarqueológicas, ni excavaciones realizadas en la zona de manera sistemática, los datos a cerca de la utilización de las especies animales por parte de los puruhaes, han sido tomados exclusivamente de las fuentes etnohistóricas. La base de su alimentación según Cieza, es el maíz, carne y pescado.

Para extraer algún dato de este tipo, me guiare por la lingüística y la iconografía. En el primer caso, siguiendo a Haro Alvear (1984), se encuentran algunas referencias a un pescado en los nombres de poblados así, Guilovan significa “casa de pescado” fue durante la etapa incaica un puesto de los chasqui y parece ser que era una escala en el camino a la costa.

La decoración es generalmente pintada, utilizando los colores rojo y blanco, que se combinan con el fondo ante de las vasijas. En el caso de las formas panzaleo he señalado varios ejemplos en uno de los casos  figura 166 se observa sobre el pecho del animal una sucesión de líneas verticales blancas agrisadas y rojas, alternando por  pares del mismo color, que emergen de una especie de banda que recorre el cuello. Aquí se observa también una doble hilera de puntos blancos, a modo de collar de cuentas. En la frente y la boca también se ha aplicado pintura de color rojo.

Entre el 500 ANE. y el 1500 NE. diversos grupos ocuparon la sierra centro y norte y su vertiente oriental, a la altura de la región de Cosanga y Baeza, desarrollando un estilo cerámico que hoy día conocemos con el nombre de Cosanga-Píllaro o Panzaleo.

Estos grupos construyeron sus viviendas principalmente en las laderas de las colinas donde podían aprovechar los diferentes microclimas y tenían acceso tanto a los valles de las tierras bajas y cálidas del Oriente como a las tierras altas de la Sierra.

Su dieta se basó en el cultivo de maíz, yuca y camote y en la caza de venados, monos y diversas aves. La cerámica que elaboraron se caracterizó por una pasta tan delgada y fina como una “cáscara de huevo”, con variedad de formas entre las que sobresalen grandes vasijas globulares decoradas con rostros humanos pintados con rojo sobre blanco, a veces con dos cabezas de gemelos, llamas y caras sonrientes o gritando. También trabajaron el oro utilizando técnicas como el martillado y el repujado y comerciaron dicho trabajo con los habitantes de las costas del Pacífico y los grupos indígenas del Oriente.

FOTOS DE PANZALEOS

panzaleo

CONCLUSIONES:

Es interesante aprender mas sobre nuestros, antepasados, sus ritos su cultura en esencia puede ser muy inspiradora, para recrear e innovar, mediante la historia de la cultura de los panzaleos, pudimos analizar sus costumbres, y sus esculturas de barro cuentan su historia por si solas, invadiendo de curiosidad, nuestras mentes, para distinguir que hay una esencia  en la cultura y es tomar lo bueno y desechar los malo.

RECOMENDACIONES

La relación geográfica y sus diferentes puntos por los cuales sea han podido encontrar piezas que dejan dudas, sobre su  uso, aun cuando esto pueda definirse o especularse, por tanto concluimos,  que la cultura Panzaleo ha sido recordada en nuestras mentes para nunca irse, por su esencia, y por la revitalización de las misma, de forma intrínseca para nuestros contextos actuales.

BIBLIOGRAFIAS:

 

Santiago Luciano. EL CACICAZGO PANZALEO COMO PARTE DEL AREA CIRCUMQUITENA. BANCO CENTRAL DEL ECUADOR. QUITO. 2002

Andrés Gutiérrez Usillos. Dioses, Símbolos y Alimentación en Los Andes: Interrelación Hombre-Fauna en.  Edicioncs Abya-Yala. 2002

 http://alabado.org/culturas-precolombinas/cultura-cosanga

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s